Archivo de la etiqueta: Aborto

Matar a los recién nacidos no es diferente de abortar, ¿por qué no hacerlo? — Acción Familia

 

Acción Familia Del aborto al infanticidio: nuevo paso para la justificación del crimen. Chile empujado para entrar por estos caminos. A los padres se les debe permitir matar a sus bebés recién… 6 palabras más

a través de Matar a los recién nacidos no es diferente de abortar, ¿por qué no hacerlo? — Acción Familia

Anuncios

Informativo nº 79 de Acción Familia

El Informativo nº 79 de Acción Familia de Marzo de 2019 trae, en su versión PDF descargable, las siguientes materias:
Mendigos españoles: espectros
de hambre, envueltos en capas
de harapos y cubiertos con amplios
fieltros agujereados, manteniendo,
sin embargo, a través de
la mayor miseria, un tal aplomo
que se diría que son Grandes de
España o Señores de Bazán
  • Y el mendigo tiene razón…
  • China reescribe la Biblia para hacerla más “china y socialista”
  • La monstruosidad de la Ley de Aborto de Nueva York
  • ¿Hacia una sociedad atea, tribal y cibernética?
  • No hay que tratar a todos por igual
  • La llama de una vela

Para bajar el Informativo en su versión PDF pulse aquí


 

Para hojear el Informativo

Aborto y Relativismo Moral

Comunismo y feminismo se dan la mano con el aborto
El aborto es un crimen y también una revolución socialista de corte feminista y libertario

El aborto es una consecuencia de la pérdida de las nociones de bien y mal. La causa está en un relativismo que niega los principios básicos del orden moral.

El derecho a la vida, ¿una mera concesión social?
Seguir leyendo Aborto y Relativismo Moral

Los “moderados” y la decadencia de las costumbres

Los moderados son siempre la “voz que adormece y la mano que apaga” todas las sanas reacciones.

A ellos podemos aplicar la frase del político francés Georges Clemenceau, para referirse a los que desalentaban los esfuerzos en defensa de Francia en la I Guerra Mundial.

Leí tiempo atrás en un diario chileno, un artículo de opinión titulado: “Aprender del pasado”.

Los "moderados" son más bien simpatizantes de la izquierda

Su autor decía que los conservadores del Siglo XX habían cometido el error de no ser más abiertos y de no haber aceptado entonces cosas como el fin de la censura; el control de natalidad, por medio de anticonceptivos; el aborto, llamado “terapéutico”, que anteriormente había sido legal, etc.

Los acusaba asimismo de haber descalificado las campañas de prevención del SIDA; de haberse opuesto a la equiparación de los hijos legítimos a los ilegítimos, en fin de haberse escandalizado con debates sobre temas como el de la eutanasia o de las uniones homosexuales.

El autor parece ver una gran coherencia entre todas estas cosas, y un error en no aceptarlas, lo que nos habría impedido de entrar antes en un mundo más “abierto”.

No nos detendremos a refutar todas estas cosas, sobradamente reprobadas por la moral católica, sino que nos centraremos en explicar cómo fue posible que los “conservadores” de hoy ya no compartan los mismos valores o principios de sus antepasados.

Para explicar esta evolución, comentaremos un caso típico: la revolución indumentaria que se inició a comienzos del Siglo XX.

Al final de la I Guerra Mundial y bajo la influencia norteamericana, las mujeres comenzaron a cortarse el pelo a la garçonne, las faldas subieron, las mangas se encogieron.

Esta primera embestida encontró una reacción; y las faldas y mangas volvieron casi hasta el punto de partida.

En una nueva arremetida, la revolución indumentaria recuperó con sus audacias el terreno perdido, y apareció de nuevo la reacción.

Pero se observa que la audacia fue siempre mayor que la reacción, por lo que las modas fueron progresando en un avance de dos pasos hacia adelante y uno para atrás.

Así, hasta llegar a lo que se puede ver hoy en día en tantas playas o incluso en nuestros centros urbanos.

¿Hasta donde llegarán las cosas?

Los “moderados”, miran el día de hoy, y no quieren ver el día de mañana. A cada nueva osadía se estremecen un poco, y se adaptan enseguida, formando la convicción de las cosas no irán más lejos

Ellos deben quedar indignados con estos comentarios, por considerarlos frívolos; como si el pudor fuese una frivolidad…

Se dice que no hay peor ciego que el que no quiere ver. ¿Hasta donde nos conducirá la actitud de todos estos “moderados” que caminan hace tanto tiempo de espaldas al abismo?

¿De qué abismo se trata?

Del abismo que Nuestra Señora anunció en Fátima, en 1917, haciendo una especial referencia a las modas inmorales.

Ella afirmó que, si el mundo moderno no se convierte y hace penitencia, “Rusia esparcirá sus errores por el mundo…Varias naciones desaparecerán”, etc.

De hecho, se podrá pensar que el comunismo se acabó. Si bien es cierto que ha quedado patente su fracaso, similar a un spray agotado pero que ya esparció sus errores: la destrucción de la familia, por medio del divorcio, del aborto, las uniones libres, etc., como los que el articulista preconiza. Estos objetivos son los que hoy el socialismo “renovado”… acompañado por los “derechistas” renovados van imponiendo a Occidente y al mundo.

ONU aumenta presión en favor del aborto y la homosexualidad

Los comités de derechos humanos de la ONU aumentan la presión en favor del aborto y la homosexualidad

Estadísticas de las presiones ejercidas por los Comités de la ONU en favor del aborto y de la ideología de género
Presiones ejercidas por los Comités de la ONU en favor del aborto y de la ideología de género

WASHINGTON, D.C. 4 de enero (C-Fam) Durante décadas, los organismos de expertos que supervisan el cumplimiento de los tratados de derechos humanos de las Naciones Unidas han sido cada vez más audaces en la promoción del aborto junto con la Orientación Sexual y la Identidad de Género (SOGI).

Presión indebida

Si bien esto supera sus mandatos y queda fuera del texto acordado en los tratados que supervisan, sus actividades no han sido controladas, y esta tendencia ha continuado en el último año.

Cuando un estado miembro de la ONU ratifica un tratado multilateral de derechos humanos, acepta someterse a una revisión periódica por parte de un comité de expertos, que a su vez proporciona observaciones que instan al estado miembro a aumentar su adhesión al tratado.

A diferencia del tratado en sí, estas observaciones no son vinculantes, pero han sido citadas por tribunales superiores dentro de los países para justificar medidas como la liberalización de las leyes sobre el aborto.

Si bien ninguno de los seis tratados principales que abordan temas de derechos humanos, incluidos los de las mujeres, niños y personas con discapacidades, incluye referencias directas al aborto o a la Orientación Sexual y la Identidad de Género, cada uno de sus órganos de monitoreo ha presionado a los países el año pasado sobre estos temas.

El comité que supervisa el tratado de los derechos de las mujeres presionó a los países sobre el aborto en el 88% de los casos.

En una declaración conjunta con el comité que supervisa los derechos de las personas con discapacidad, afirmaron que el aborto es un requisito previo para los derechos de las mujeres y cuestionaron la afirmación de los grupos pro-vida de que los subsidios especiales para el aborto en el caso de una anomalía fetal constituyen una discriminación basada en discapacidad.

El noventa por ciento de las observaciones finales del Comité de Derechos Humanos en 2018 incluyó la presión sobre Orientación Sexual y la Identidad de Género .

En noviembre, este comité emitió un comentario general que indica que su comprensión del “derecho a la vida” incluye el derecho al aborto. El comentario también fue favorable a la eutanasia.

Si bien los grupos pro-vida, incluidos los expertos internacionales en derechos humanos y los miembros de estos mismos comités, han expresado su preocupación e incluso indignación por estos acontecimientos, los pasos concretos hacia la reforma de los órganos de tratados siguen siendo difíciles de alcanzar.

Sin embargo, los países siguen ratificando estos tratados

Los propios tratados de derechos humanos de las Naciones Unidas siguen manteniendo una considerable credibilidad, con altos índices de ratificación por parte de los estados miembros.

Todos menos un país, los Estados Unidos, han ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño, por ejemplo. Su organismo de monitoreo presionó a los estados parte en el tratado sobre aborto y la Orientación Sexual y la Identidad de Género a niveles sin precedentes en 2018, en 65% y 53% de los casos, respectivamente.

Su organismo de monitoreo presionó a los estados parte en el tratado sobre aborto y la Orientación Sexual y la Identidad de Género a niveles sin precedentes en 2018, en 65% y 53% de los casos, respectivamente.

Una presión colateral

Si bien los órganos de monitoreo de tratados involucran a expertos que hablan con los gobiernos de los estados miembros, otro mecanismo de las Naciones Unidas permite a los países controlarse directamente entre sí y alentar la promoción de los derechos humanos.

En el Examen Periódico Universal (EPU), cada país se somete a una revisión amplia cada pocos años y recibe recomendaciones de otros países.

Si bien la Orientación Sexual y la Identidad de Género y la presión del aborto están muy difundidas en el EPU, provienen de un grupo relativamente pequeño de países, agrupados predominantemente en Europa occidental y sus aliados.

A fines del año pasado, C-Fam informó que algunos países han empezado a utilizar el EPU para alentar a las demás naciones a proteger la vida en el útero y apoyar una comprensión tradicional de la familia.

Africa nos da un ejemplo

En enero, Kenia instó a Botswana a “afirmar que no existe el derecho humano internacional al aborto” y resistir la presión para liberalizar sus leyes de aborto.

También en 2018, Egipto hizo un llamado a varios países para que protejan a la familia como la “unidad natural y fundamental de la sociedad”, citando el texto de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que celebró su 70 aniversario este año.

Por Rebecca Oas, Ph.D. | Enero 3, 2019 (Traducción y destaques nuestros)